Posteado por: Juventudes Carlistas | marzo 30, 2009

SOCIALISMO PARA COMPARTIR

3

El SOCIALISMO es el sistema que quiere transformar la sociedad por la incorporación a la comunidad de los medios de producción, la vuelta de los bienes a la colectividad y el reparto entre todos del trabajo común y de los objetos de consumo.

Pensamos que la clave de todo el pensamiento socialista está en la fraternidad, no como palabra abstracta, sino con el contenido real de la propia palabra.

Las ideas liberalizadoras del socialismo no son exclusivamente de nadie ya que nacieron en el mismo hombre cuando éste se vio sometido, expoliado, manejado, alienado…por el mismo hombre. Esas ideas nacieron cuando la injusticia, la desigualdad, la miseria, el odio… aparecieron entre los hombres, y es por eso por lo que creemos que la injusticia, la desigualdad, la miseria, el odio no desaparecerán hasta que el ideal del auténtico socialismo sea instaurado entre todos los hombres.

No podemos ni debemos admitir la confusión de los términos socialista y marxista. El marxista es socialista, pero ello no quiere decir que necesariamente el socialista sea marxista. Marx hizo una crítica acertadísima del sistema capitalista pero al mismo tiempo daba unas condiciones a seguir para alcanzar el socialismo pleno que difieren mucho de las expuestas por otros pensadores por lo menos tan socialistas como él. Marx, desde luego, era socialista, pero también lo era Lamennaix, como lo fue Winstanley. Los tres eran profundamente socialistas, pero al mismo tiempo tenían una idea diferente de la “plenitud social”.

Por eso, por no ser el socialismo exclusivo de nadie, creemos en el socialismo plural, rechazando de plano el concepto de “socialismo único y homologado”, enarbolado por algunos hegemonistas, como dogmático y anulador de la libertad de pensamiento del individuo.

El SOCIALISMO y su revolución no consiste solamente en la “toma de poder” y de la supresión de la explotación del hombre por el hombre, sino que significa la victoria sobre la alienación del hombre, es decir, sobre el Sistema y el orden establecido por éste. Por dicho “orden” la inmensa mayoría de los trabajadores, manuales o intelectuales, se ven forzados a hacer la historia de otros.

El SOCIALISMO, su revolución, representa la lucha del hombre/mujer para ser los constructores de su propia historia, sin que ésta sea hecha por medio de procuradores, por delegación alienante de la propia iniciativa. Se trata de que cada hombre sea un creador responsable, sin delegar esa creatividad en manos de un elegido o un dirigente.

Queremos terminar este apartado con dos referencias: la primera la entresacamos de una conferencia de Sergio Méndez, pronunciada en julio de 1970:”Creo que un sistema socialista es más conforme con los propios cristianos de verdadera fraternidad, de justicia y de paz”.

De “APUNTES SOBRE SOCIALISMO” editado por Partit Carlista del País Valenciá

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: