Posteado por: Juventudes Carlistas | julio 4, 2009

Objetivos del Partido Carlista del Reino de León (2007)

lionEL REINO DE LEÓN, NUESTRA TIERRA

Uno de los objetivos que tiene el PCRL es el de que el pueblo leonés (y con “leonés” nos referimos a lo concerniente a todo el Reino de León, y no a una provincia o ciudad determinada) pueda decidir su futuro libremente, sin ningún tipo de traba y que, si así lo decidiese, se convirtiese en una comunidad autónoma o en un estado federado al del conjunto de las Españas. Por ello, nos es imprescindible que se lleve a la práctica el derecho de autodeterminación recogido en el artículo 5 de la Declaración universal de los derechos de los pueblos y que al Reino de León, como pueblo, le asiste.

¿Qué es el Reino de León?

Con Reino de León nos referimos a todo lo que concierne a las actuales provincias de Zamora, León y Salamanca. Asímismo, pueblos que en el pasado formaron parte del Reino de León y poseen cultura leonesa podrían introducirse en el Reino de León si así lo decidiesen libremente sus ciudadanos.

NO a la actual Comunidad Autónoma

Desde aquí mostrar nuestra más rotunda oposición a la actual comunidad autónoma de Castilla y León, que está fundamentando su existencia en eliminar todo lo leonés (lengua, cultura, identidad,…).

Denunciamos el objetivo político-económico con que se creó dicho engendro en 1983, sin darse opción al pueblo a opinar, y que está dando como único resultado la aniquilación y asesinato de lo leonés, especialmente en las provincias de Zamora y Salamanca, a las cuales se les llama “castellanas” hasta la saciedad para intentar eliminar su histórica identidad leonesa y suplantarla por una nueva identidad que les es ajena (la castellana).

Por ello, creemos que es necesario que el pueblo leonés tome una decisión sobre ese engendro cuyo fin básico era el enriquecimiento de los grandes empresarios vallisoletanos y la “no quebrantación de España”, que principalmente era la no quebrantación de la España creada y basada en el pensamiento de Falange.

¿Cómo se pudo anteponer el fin político-económico de unos pocos al deseo del pueblo leonés? La respuesta a dicha pregunta es difícil, pero es evidente que la Transición en muchos aspectos fue una auténtica chapuza y, en el caso autonómico, fue en buena parte de las autonomías un desastre para las diferentes culturas e identidades.

Sobre la unidad hispana

No creemos que el problema de las Españas sea el hecho de estar o no unidos, sino que la problemática ha surgido desde que se intentó imponer una idea de España y unos intereses económicos por delante de los derechos de los diferentes pueblos españoles. De ahí surgió el problema y aun seguimos sumergidos en él, viendo como los partidos liberal-burgueses siguen intentando imponer, especialmente desde los medios de comunicación, una idea de España que excluye a las originales diversidades y pluralidades de las Españas, en definitiva, una idea de España anti-española.

Como leoneses nuestra tarea es la de defender la cultura, lengua y tradiciones leonesas en nuestra tierra, así como las distintas variantes que de ellas pudiesen darse en nuestro territorio, sin que nadie nos imponga nada con el absurdo pretexto de que “es que la cultura española es otra”, ya que la cultura española, para nosotros, es la que componen todos los pueblos de las Españas, y no hay una cultura española “única” ni “uniforme”, ya que la riqueza cultural de las Españas está precisamente en su diversidad, y el reconocimiento y el respeto de esa diversidad es lo que realmente hará que las Españas puedan seguir unidas, y esta vez desde un marco real de solidaridad y respeto, pluralidad y soberanía para cada pueblo.

Soberanía real para los pueblos de las Españas

No creemos en la imposición sobre el pueblo, ya que es el pueblo el soberano y el que ha de decidir. Por ello creemos que el invento autonómico es una verdadera chapuza, ya que en él es el Estado central el que cede parte de su soberanía a las distintas autonomías.

Nosotros creemos que eso no ha de ser así, y que es el pueblo el que da la soberanía al Estado y, por tanto, el que debe decidir cómo vivir dentro de él.

Es el pueblo leonés, en nuestro caso, el soberano, y el que decide y debe decidir lo que quiere ser, cómo convivir con el resto de las Españas, y dotarse de un autogobierno totalmente soberano en que sea el pueblo leonés el que decida darse leyes e instituciones, sin que tenga que pasar el yugo madrileño a decir lo que conviene o no conviene.

El pueblo leonés es el que debe decidir si acepta o no las leyes que le puedan venir desde Madrid u otro territorio y, en caso de que juzgue que una ley le es perjudicial o no sea de su agrado, podrá ejercer el “pase foral”, con el cual dicha ley no tendrá vigencia alguna en el Reino de León. Del mismo modo, el pueblo leonés podrá aceptar una ley pero modificándola o adecuándola a sus preferencias. Todo esto no quiere decir separatismo, sino convivencia y soberanía de todos los distintos pueblos y naciones hispanas.

Objetivos

Desde el PCRL lo que buscamos es que sean los diferentes pueblos los únicos que tengan voz y voto sobre su propio futuro; que cada pueblo tenga independencia para tomar sus decisiones libremente, sin que independencia quiera decir necesariamente separatismo. Por ello fijamos como nuestros objetivos primordiales la LIBERTAD del pueblo leonés para escoger su futuro, la OFICIALIDAD para la lengua leonesa, el derecho del pueblo leonés a su AUTOGOBIERNO Y SOBERANÍA, y la SOLIDARIDAD para las clases más humildes y desfavorecidas del Reino de León, así como colaborar para que dicha solidaridad se traslade al conjunto de las Españas y se pueda conseguir la justicia e igualdad social.

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: